Cruce seguro para el MIO

M.N.U. Víctor Mendoza García

El Museo Infantil de Oaxaca fue inaugurado el día  3 de marzo del 2017 y actualmente es un oasis educativo para la niñez oaxaqueña, es debido a esta misma vocación que se ha convertido en un espacio urbano con una gran afluencia peatonal, sumado a la importante presencia de las escuelas y las colonias que se encuentran cerca de la zona.  La presencia de un espacio urbano tan importante y tan frecuentado en la Ciudad de Oaxaca obliga a analizar y a mejorar el entorno en el que sus usuarios circulan o llegan hacia él.  

Actualmente los ciudadanos que llegan a pie o caminan por las inmediaciones del Museo Infantil de Oaxaca,  se encuentran con diferentes obstáculos que merman su seguridad en la vía pública debido a que con el correr de los años la Calzada Madero se ha convertido en una de las vialidades más importantes que conectan el noroeste de la Zona Metropolitana de Oaxaca. Siendo la seguridad vial uno de los temas urbanos más importantes a nivel mundial es primordial buscar mejorar la circulación de este importante punto.

Como una institución comprometida con el ciudadano oaxaqueño y su calidad de vida, la Casa de la Ciudad, a través de su Observatorio Urbano, comenzó un proyecto denominado Auditorias Viales, dicho proyecto permite recopilar información y analizarla a partir de ocho rubros que contemplan: el diseño, la calidad, la conectividad, la visibilidad, el tránsito, la señalética y la funcionalidad; para posteriormente generar un dictamen sobre el nivel de riesgo que implica circular por los diferentes cruceros con base en la vulnerabilidad y la amenaza que los usuarios pueden sufrir.

Las auditorías determinan que un riesgo es alto cuando se ven vulnerados usuarios de transportes no motorizados arriesgando sus propias vidas al circular por  los cruceros; consideran un riesgo medio si se generan lesiones temporales o permanentes a cualquier usuario; o consideran un riesgo bajo sí únicamente se afecta el flujo constante del tráfico y la infraestructura/mobiliario son los únicos afectados.

La primera auditoría realizada por el Observatorio Urbano fue precisamente en el crucero del Museo infantil de Oaxaca (MIO) localizada sobre Calzada Madero esquina con Ignacio Rayón. El resultado de la información recopilada demostró que casi todos los rubros analizados responden a un riesgo de pérdidas humanas, por lo cual es urgente la atención de este crucero y generar una propuesta que evite en la mayor medida que se vulneren a las personas que incentivan y utilizan modos de movilidad sustentable. Se concluyó finalmente que: utilizar el crucero de la Calzada Francisco I. Madero esquina con Ignacio Rayón es altamente riesgoso pues pone en peligro la vida de los peatones.

Como resultado de este trabajo se realizó un anteproyecto de mejoramiento vial en el crucero del MIO, con un diseño urbano que mejora la seguridad vial fomentando modos de transporte sustentable en la zona. Algunos de los elementos fundamentales que la propuesta toma en cuenta son: 1) Reducir el radio de giro en vueltas continuas; 2) Mejoramiento de la parada de autobuses; 3) Cruce a nivel cero; 4) Se pusieron a dieta las calles reduciendo al mínimo permitido el ancho de los carriles vehiculares; 5) Se aumentó el ancho de las banquetas; 6) Se respetaron las líneas de circulación reales (cruces ergonómicos); 7) Se evitó colocar mobiliario, infraestructura o cualquier obstáculo en las franjas de circulación de las banquetas; 8) Se ampliaron las orejas en las esquinas; 9) Se buscó la inclusión de los distintos tipos de usuarios; 10) Se reubicaron los semáforos; 11) Se reubicó el sitio de taxis.

Es importante mencionar que dentro de la propuesta, fueron descartados los puentes peatonales, pues esta infraestructura está enfocada a mejorar la circulación de los automóviles, incentivando la velocidad en la vía y poniendo en último plano el confort, seguridad y la accesibilidad de los peatones y personas con discapacidad. Es por lo anterior que en ciudades como Puebla a través de una reforma a su Código Reglamentario Municipal, se ha prohibido la instalación de puentes peatonales.

Con este tipo de trabajos refrendamos nuestro compromiso del 2019 en el que buscamos a través de distintos proyectos, campañas y programas, que ningún peatón tenga que arriesgar su vida al buscar su confort dentro de la ciudad de Oaxaca.

Corredor Biocultural

M.N.U. Víctor Mendoza García

El corredor biocultural es un proyecto de urbanismo táctico que surge como respuesta a la inminente construcción de infraestructura para peatones y ciclistas en las ciudades mexicanas, procesos en los cuales generalmente se pasa por alto el derecho de los ciudadanos a diseñar el entorno en el que viven, así como su derecho a la ciudad. Este proyecto forma parte del Plan Maestro de Ciclovías Metropolitanas de Oaxaca, el cual fue creado por la iniciativa Oaxaca por la Movilidad e impulsado por la Casa de la Ciudad.

Uno de los principales objetivos es distribuir equitativamente el espacio público en la calle, específicamente en la vialidad mediante la inserción de una ciclovía experimental que conectará puntos específicos con alto valor biológico, ecológico y cultural de los municipios de Santa Lucía del Camino y Oaxaca de Juárez.

La ruta intermunicipal comprende un tramo de 9.6 km que conectara: el Camellón de la carretera internacional, el Archivo General del Estado de Oaxaca, el Bosque del deporte, el Polideportivo Venustiano Carranza,  el Panteón General, el Jardín Labastida, la Casa de la Ciudad, la Plaza de la Danza, el Museo Infantil de Oaxaca, el Jardín Madero, el Parque Madero, el Centro Cultural San Pablo, y los Bulevares del panteón.

El corredor toma en cuenta tres ejes importantes para su funcionalidad: cultural, biológico y ecológico ofertando actividades pedagógicas, ecológicas, culturales y deportivas dentro de estos trece puntos. Es importante mencionar que el corredor se ejecutará periódicamente para que forme parte del imaginario social y la población lo adopte como un proyecto de su ciudad y en beneficio de sus habitantes, por lo tanto es necesario mencionar que la participación ciudadana es uno de los elementos y herramientas imprescindibles para su realización, negocios, vecinos, sociedad civil y gobiernos involucrados colaborarán para mejorar la imagen urbana de la ruta por donde pasará esta ciclovía experimental.

Este noble proyecto no pretende interrumpir la circulación cotidiana de los diferentes modos de movilidad, pues algo innovador del proyecto es que retoma los principios de las ciclovías recreativas en las que se ofrecen actividades a lo largo de las rutas pero tomará en cuenta que  la bicicleta y los peatones somos un usuario más de la calle, por lo cual no se cerrarán vialidades sino que mediante las distintas actividades generará una cultura de convivencia armónica en la calle, tomando en cuenta la prioridad con base en la seguridad vial y  a la sustentabilidad.

En  la Casa de la Ciudad buscamos generar impactos positivos en la manera de hacer ciudad, tratando de revertir el cambio climático y generando interés por parte la ciudadanía por cambiar el viejo modelo obsoleto de movilidad urbana, transitando así hacia un nuevo modelo urbano sustentable de movilidad activa.

Este 2 de junio se llevó a cabo la rodada de inauguración de la ruta que tendrá el corredor biocultural, gracias al trabajo colaborativo de colectivos, activistas y autoridades como Insolente Oaxaca, Vixi Escuela, Dos Ruedas, Salvando Vidas Oaxaca, Bici Bella, Valery Estaciones de Reparación, Gelaguetza Inclusiva, Mundo Ceiba, Juventud Cruz Roja Mexicana, al Municipio de Santa Lucía del Camino a través  de sus áreas de Protección Civil y Deporte, así como al H. Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez a través de La Subdirección de Juventud, Deportes y Recreación.