Urbanismo táctico: Boulevard Eduardo Vasconcelos con Av. Lázaro Cárdenas

Víctor M. Mendoza García

El domingo 4 de agosto de 2019 se realizó un ejercicio de revisión vial sobre el ciclocarril del corredor biocultural donde se detectaron distintas problemáticas en el diseño. Para corregir las problemáticas detectadas, la Casa de la Ciudad propuso a la Secretaría de Movilidad de Oaxaca (SEMOVI) la realización de ejercicios de urbanismo táctico que, mediante el uso de cintas y conos, mejorara el trazado del ciclocarril.

El urbanismo táctico consiste en la realización de experimentos urbanos que permitan poner a prueba una teoría de diseño, buscando la mejora social de un determinado espacio; es precisamente esta característica la que permite la flexibilidad necesaria para poder modificar algo al momento de la prueba si éste no está funcionando adecuadamente. Estos tipos de ejercicios se utilizan primordialmente para buscar la recuperación de espacios subutilizados en la vía pública, a través del ensayo y el error.

Se decidió que el primer ejercicio se realizaría en el crucero del Boulevard Eduardo Vasconcelos con avenida Lázaro Cárdenas. Para evitar ocasionar tráfico al momento de la traza; se trabajó durante la noche del martes 10 de diciembre de 2019, teniendo listo el trazado para la prueba el miércoles 11 de diciembre; de esta forma, comenzar la prueba de diseño a partir de las 12:00 horas y hasta las 14:00 horas.

El objetivo del ejercicio fue identificar y comprobar los siguientes puntos:

  • Identificar remanentes sin utilizar en la calle.
  • Insertar la ciclovía experimental con los dispositivos de tráfico necesarios como cebras ciclistas, pasos peatonales, cajas de resguardo, y señalética vertical.
  • Comprobar (sin reducir carriles aún) que se puede reconfigurar la vialidad para otorgar espacios seguros, accesibles e incluyentes para todos los usuarios de la calle.
  • Identificar si el diseño propuesto ocasiona caos vehicular.

Después de realizar la actividad en una hora pico se pudieron observar los siguientes puntos:

  • El diseño vial propuesto, que se apegó en su totalidad al manual de calles de la SEDATU, no ocasionó caos vehicular en el crucero, pues existen muchos remanentes en la calle que permiten generar cajas de resguardo, buffer de protección para ciclistas, cebras peatonales y cebras ciclistas.
  • El ejercicio siempre buscó darle prioridad a los peatones, ciclistas y transporte público respectivamente.
  • Se pudieron detectar aspectos importantes como la gran afluencia de ciclistas por la zona: desde padres que llevaban a sus hijas en bici, hasta patinadores que circulaban por el ciclocarril habilitado.
  • Los conos y postes brindaban una percepción de seguridad a los usuarios de la movilidad activa.

Concluimos satisfactoriamente este ejercicio, mostrando que pueden hacerse ciertas mejoras a la calle buscando la distribución equitativa del espacio público.

Este 2020, la Casa de la Ciudad ha decido trabajar con más fuerza el proyecto del Corredor Biocultural a través de la realización de más intervenciones de urbanismo táctico. Recomendamos estar atentos a todos aquellos interesados en observar cómo se llevan a cabo estos ejercicios que proporcionan una gran cantidad de información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s