Casa de la Ciudad: externar la reflexión a puertas cerradas

Sandra Fernández

En 2021 fue un reto en la medida que las condiciones de salud pública seguirían siendo la prioridad al momento de tomar decisiones entorno a las actividades y proyectos que realizaríamos, así como los protocolos de seguridad a seguir. Uno de los ejes de trabajo a continuar es el proceso de catalogación del acervo de la Casa de la Ciudad que comenzamos a trabajar de la mano de la Biblioteca de Investigación Juan de Córdova, integrándonos este año a un equipo de catalogadores de la FAHHO, compartiendo la experiencia de este proceso en la mesa “Intercambio de conocimientos, experiencias y aprendizajes en tiempos emergentes” en el VII foro itinerante de la Red de Unidades de Información de Oaxaca – RUIO el 20 de julio de 2021.

Siguiendo con el trabajo en equipo que se realizó con las distintas filiales de la FAHHO, participamos en una capacitación impartida por el Instituto DIA (Desarrollo de Inteligencia a través del Arte). El resultado fueron propuestas didácticas como exposiciones y la publicación de una revista infantil en colaboración con todas las filiales de la FAHHO. En colaboración con la Biblioteca Henestrosa realizamos una exposición denominada “Seis beneficios de usar la bicicleta” sobre las ventajas de usa la bici como modo de transporte en un contexto urbano en el marco del Día Mundial de la Bicicleta.

En cuanto a los procesos de divulgación en materia de urbanismo, comunidad y espacios públicos, continuamos con el podcas “Narrativas Urbanas” en donde invitados que habitan en distintas ciudad de Latinoamérica, desde el conocimiento de sus territorios, compartieron experiencias sobre lo que significa vivir en esas urbes. Además, continuamos con los talleres virtuales de ciclismo en colaboración con Vixi Escuela, abarcando temas desde el ciclismo en carretera, sillas para niños, bicimecánica y ciclismo en espacios públicos.

Este año iniciamos con el proyecto «datos abiertos de la movilidad en Oaxaca» con el cual esperamos proporcionar a la comunidad información acerca de cómo nos movemos y sobre las propuestas que se gestionan desde la ciudadanía. Esta aplicación para la visualización de datos es posible gracias a la colaboración con ZENIT: sistemas de información geográfica, estadísticas y proyectos, y se irá nutriendo a partir de las colaboraciones que se establezcan con gobiernos y organizaciones civiles. También, se generó el documento de investigación: «Metropolización» que ofrece al lector un conjunto de extractos sobre el tema de metropolización, así como otros subtemas necesarios para poder enriquecer el conocimiento acerca de las ciudades como organismos vivos.

Desde enero de este 2021, se comenzó con la construcción del parque Bigarii (Santo Domingo, Tehuantepec). Este trabajo se realizó gracias al trabajo colaborativo del Taller de Restauración de la FAHHO. Durante cerca de 9 meses de supervisión y seguimiento, se logró concluir la obra generando patrones en el piso, eje de diseño de árboles centrales, distintas texturas en el pavimento para determinar las diferentes áreas del parque, mejoramiento de la conectividad transversal al eliminar rejas y obstáculos y propuesta de luminarias.

De igual forma, se realizó el proyecto de intervención urbana para el Callejón Guerrero, comenzando su construcción gracias al trabajo colaborativo del Taller de Restauración FAHHO. El proyecto está ubicado en el Callejón Guerrero, Barrio San Sebastián, Santo Domingo Tehuantepec, Oaxaca. La Casa de la Ciudad llevó el seguimiento y supervisión de la obra, la cual constó a grandes rasgos de patrones de diseño en el piso, franjas de circulación, mejoramiento de fachadas, integración de luminarias y vegetación. La obra fue concluida el mes de mayo del 2021.

“Propuesta de circulaciones viales para Santo Domingo Tehuantepec” fue un proyecto cuyo objetivo fue proporcionar orden a las circulaciones viales, permitiendo así que se liberen los congestionamientos viales y esto de paso a que los habitantes no sean abrumados por un caos vial, disminuyendo así su calidad de vida. Se trata conservar la característica de barrio con la que cuenta esta zona de la ciudad. Se generó también el “Plan maestro de miradores y espacios públicos en Santo Domingo Tehuantepec” que comprende una investigación de campo que ubicara espacios públicos y remanentes espaciales en desuso, luego, se identificaron elementos con gran identidad en la ciudad y debido a la topografía, los espacios identificados son o cumplen con la función de miradores.

En cuanto a exposiciones se realizó la tercera edición de “Tzompantli” en colaboración con Taller de Gráfica Nahual con motivo de Día de Muertos y la exposición “Parque Bigarii” con información acerca de la propuesta de diseño y construcción cuyo objetivo fue cambiar la dinámica urbana del Barrio de San Sebastián. La idea de las tres exposiciones del año fue realizarlas al aire libre, aprovechando los espacios para adaptarnos a las circunstancias actuales.

De esta forma damos a conocer el trabajo realizado a lo largo del 2021, un proceso especialmente enriquecedor en áreas de análisis, estudios, ordenamiento y mejoramiento de espacios públicos con miras a hacia el 2022 en el cual, esperamos, el público pueda disfrutar del trabajo realizado desde el interior de la institución. 

Aprendizajes en el proceso de catalogación del acervo de Casa de la Ciudad

Sandra Fernández

El acervo de la Casa de la Ciudad cuenta con poco más de 2800 elementos y lo que le distingue es su nivel de especialización en el campo de la arquitectura oaxaqueña, restauración y urbanismo. Por esta razón, quienes acuden a él suelen ser investigadores y estudiantes de arquitectura. Tenemos un público muy bien definido y en función de eso es que buscamos brindar herramientas que les facilite el acceso. Además de alimentarlo frecuentemente con títulos actualizados a las corrientes actuales del urbanismo y la restauración.

Hasta hace poco más de un año, en el equipo que actualmente conforma a la Casa de la Ciudad no habíamos tenido un acercamiento a la catalogación bibliográfica formal. El camino comenzó a inicios de 2020 con el proyecto: Catálogo FAHHO de referencias bibliográficas en línea. En principio, esto representó un desafío, ya que el trabajo realizado hasta el momento había sido únicamente de control de entradas, consultas e inventario, y el ingreso al sistema de catalogación digital implicaba un esfuerzo mucho mayor y exigía cierto nivel de capacitación en el campo de la bibliotecología.

Casa de la Ciudad está conformada por personas cuyas profesiones forman parte del campo de la arquitectura, la comunicación y el diseño, por lo que la bibliotecología se trataba de una disciplina nueva al iniciar con este proceso. Entendimos que habría mucha información que conocer, integrar y hacerla funcional en la práctica. Gracias a la paciencia y trabajo constante con la Biblioteca de Investigación Juan de Córdova pudimos trasladar esa información a una práctica diaria que busca facilitar el acceso remoto a los recursos materiales de todas las bibliotecas de la FAHHO.  

Nuestro acervo está organizado por temáticas, y hemos ya ingresado al inventario toda la sección de historia de la arquitectura y avanzado significativamente en el apartado de historia de la arquitectura en Oaxaca. Además de integrarnos a un equipo de catalogadores de la fundación, donde llevamos a cabo capacitaciones constantes e intercambio de información que nos permita comprender cada vez más la complejidad de los procesos de catalogación bibliográfica y mejorar nuestras prácticas dentro de las bibliotecas.

Parte de esta experiencia pudo ser compartida en la mesa “Intercambio de conocimientos, experiencias y aprendizajes en tiempos emergentes” en el VII foro itinerante de la Red de Unidades de Información de Oaxaca – RUIO el 20 de julio de 2021. Explicamos de qué forma el proceso de catalogación ha servido para conocer a fondo el contenido del acervo, no solo para ser computado, sino para comprender el auténtico valor de lo que tenemos entre manos; así como lo enriquecedor ha sido, en cuanto que quienes participamos nos especializamos en campos de estudio diferentes: comunicación, bibliotecología, filosofía, psicología, diseño gráfico, etc. Esto permitió crear una pequeña pero diversa comunidad de bibliotecarias y bibliotecarios emergentes, y de trayectoria.  

El aprendizaje más valioso, además de los conocimientos prácticos, fue entender la importancia de este trabajo y valorar el esfuerzo que los bibliotecólogos, bibliotecarios y responsables de acervos hacen todos los días al interior de las bibliotecas; un trabajo silencioso que nos hace posible el acceso al universo de libros, imágenes, audios, material audiovisual y recursos de información en todo el mundo. Un esfuerzo de constancia y disciplina que implica conocimiento de materiales, manejo de bases de datos, procesos de búsqueda, catalogación, organización y orientación a lectores.