Casa de la Ciudad: divulgación y análisis del desarrollo urbano de la ciudad

Sandra Fernández

Casa de la Ciudad, en el año de su nacimiento, se enunció como un proyecto cuyo objetivo era crear una instancia crítica que buscara incidir en el desarrollo, conservación y mejoramiento de la ciudad. Desde ese momento, fungió como espacio para compartir opiniones de urbanistas, arquitectos, sociólogos, ecologistas y de la comunidad sobre el rumbo de la ciudad en aquel 2004.   

Las distintas publicaciones, gacetas y actividades de esos primeros años dan testimonio de los temas urbanos de interés para este centro de estudios: el Centro Histórico, la vivienda, la cultura urbana, el crecimiento urbano, la planeación, los ríos, la flora urbana, el manejo de desechos en la ciudad, la administración vial, el patrimonio edificado, etc. 

El trabajo de divulgación de la información ha sido crucial desde los inicios de la institución, especialmente de la historia de la capital de estado y sus inmuebles, siempre desde una perspectiva independiente y crítica con un contenido que representara la preocupación por la Ciudad de Oaxaca y ante un panorama de revelaciones acerca del origen de la ciudad.  Un ejemplo es la extensa investigación realizada por el entonces director de la Casa de la Ciudad, Dr. Sebastian van Doesburg, sobre el edificio de la ex-alhóndiga de Oaxaca y del Portal de Clavería, que tuvo como resultado diversas publicaciones. 

Además de ello, las publicaciones del periodo primigenio de la Casa de la Ciudad (2004-2006), dan cuenta de la importante labor de difusión de los temas relevantes a estos primeros años del siglo, a través de distintas voces. Temas como: el uso de las plazas, el mejoramiento arquitectónico de la plazoleta Cruz de Piedra, la construcción de megaobras, los estilos arquitectónicos de la zona de monumentos, el manejo de los residuos sólidos, las acciones urbanas en detrimento del patrimonio edificado, la pérdida de vivienda en el Centro Histórico, entre otros. 

Otros tópicos centrales fueron: el problema de la basura en la zona metropolitana de Oaxaca y el análisis de los programas de prevención, gestión integral de residuos sólidos urbanos, y la arquitectura contemporánea de la ciudad de Oaxaca. Sin dejar de mencionar la consolidación de uno de los temas que, hasta ahora, ha sido eje de acción: la ciudad como agente de transformación. Un ejemplo de este hito en la Casa de la Ciudad fue la visita de Jaime Lerner en 2006, quien ha sido un parteaguas en la arquitectura y urbanismo, recordándonos que “la ciudad no es el problema, sino la solución”, pues en ella “están todas las respuestas a la solidaridad: vivienda, salud, atención a los niños, la movilidad…”. 

Con este enfoque de trabajo, el interés por la movilidad en la zona urbana se hizo patente a través de la divulgación y discusión de temas como el transporte y la movilidad en el centro histórico, el uso de la bicicleta como modo de transporte, los parquímetros, el tráfico y la cultura vial. Años más tarde, a estos temas se añadieron extensas investigaciones y publicaciones entorno a los espacios en la periferia urbana y modelos de trabajo para la reactivación de espacios públicos.  

A 17 de años de su creación, la Casa de la Ciudad se ha consolidado como una institución reconocida por la comunidad como un espacio de análisis del desarrollo urbano, especialmente, de la Zona Metropolitana de Oaxaca. Que realiza importantes esfuerzos por involucrar a la sociedad civil en las reflexiones y acciones sobre la ciudad que queremos y el trabajo de divulgación de este esfuerzo ha sido crucial para ello.  

Actualmente, a través de publicaciones, infografías, manuales y material audiovisual, seguimos difundiendo los temas que dieron origen a la Casa de la Ciudad, enfocando la conversación en los temas que, actualmente, son pertinentes. Expandiendo el análisis más allá del centro y la periferia de la ciudad, hablando ahora de toda la Zona Metropolitana de Oaxaca y, más recientemente, Santo Domingo Tehuantepec, con todas las particularidades que le diferencian de las dinámicas del distrito centro.    

El 2020 implicó un cambio abrupto en las formas de divulgación y ejercicios de participación que tenían como principal herramienta la reunión de voces y pensamientos a través de charlas, seminarios, talleres y foros. Echamos mano de herramientas digitales como la página web, las plataformas de redes, los video-talleres, webinarios, publicaciones digitales y transmisiones. El 2021 se perfila como, especialmente, dedicado a la educación y difusión del conocimiento a personas de todas las edades y de distintos lugares a través de múltiples estrategias más allá del mundo digital. Además de ello, nuestras energías estarán enfocadas en el cuidado y perfeccionamiento del sistema de nuestro acervo especializado en urbanismo y patrimonio edificado.  

Este trabajo de 17 años ha situado a la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca en el mapa de actores que influirán en el desarrollo de una comunidad inclusiva, segura, resiliente y sostenible mediante campañas, acciones, programas, actividades y la creación de una base de datos abierta a todas las personas, así como la generación de una cartera de proyectos alineada a las necesidades de la comunidad oaxaqueña. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s